Imagen del satélite ISEE-3. Tiene una masa de 390 kg y genera 173 watts de poder. Crédito: NASA

Satélite ISEE-3. Crédito: NASA

En 1978, cuando tu o tus padres usaban pantalones bota campana y hacían el ridículo al intentar bailar como John Travolta, NASA y ESA lanzaron un pequeño satélite con una misión muy específica. El ISEE-3 (International Sun/Earth Explorer) fue diseñado para estudiar los vientos solares y la interacción con el campo magnético de la Tierra; pero su historia lo llevaría a cazar cometas, viajar solo alrededor del Sol, y muchos años después, a ser la primera nave espacial comandada por personas fuera de un gobierno en un viaje interplanetario.